Cómo controlo mis antojos


Los antojos son una de las cosas más difíciles de controlar cuando estamos cambiando nuestros hábitos alimenticios, incluso cuando ya los has adaptado a veces llegan y te quieren descontrolar.

Los antojos y ansiedad por comer son diferentes y tienen distintos detonantes para cada quien, primero tienes que descifrar cuáles son los antojos que son más difíciles de controlar para ti, qué cosas te generan ansiedad por comer y estar clara en tus puntos débiles.

Por ejemplo, cuando bebo alcohol es muy difícil para mí controlar lo que como, me provocan inmediatamente papas fritas, postres, y cualquier cosa que esté en frente de mí me la voy a comer y lo peor es que como en grandes cantidades, ni siquiera es cuando estoy borracha con dos copas de vino me vuelvo un pozo sin fondo por la comida y es una de las razones por las que no me gusta beber mucho.

Identificar estas situaciones es el tip número uno, y es muy importante porque te ayudará a evitar ponerte en ellas y salirte de control.

Hay cosas que me han servido mucho para controlar la ansiedad por comer y antojos cuando los tengo:

Distraerme: en vez de dejarme llevar por el antojo me pongo a hacer otra cosa, FaceTime con una amiga, paseo a Mambo (mi perrito), pongo música y limpio mi casa, organizo mi closet, limpio la galería de fotos en mi teléfono. Hacer algo que distraiga mi mente siempre me ayuda.

Tomo té: especialmente en las noches, si ya cené y sé que no es hambre pero aún me provoca comer me hago un té. El té tiene sabor, como es caliente tienes que tomarlo poco a poco, y si bien no estás comiendo estás ingiriendo algo (casi cero calorías) y esto engaña a tu mente y ayuda a calmar la ansiedad.

No compro “pecaditos”: cuando voy al súper mercado no meto en el carrito dulces, helado, snacks salados, etc., digamos que de repente te ataca un antojo por dulce, pero revisas tu casa y no tienes golosinas, chocolates, helados ni nada por el estilo, al no comprarlas haces poco probable que las consumas.

No estoy diciendo que nunca comas algo que te provoque, que nunca comas helado que no te des un gusto. Porque claro que sí, de vez en cuando no hace daño y es hasta bueno para ti psicológicamente, etc. Pero, esto debe ser la excepción y no la regla, dejarte llevar por tus antojos y por la ansiedad por comer todo el tiempo no es saludable, así que espero que estas cositas que hago puedan ayudarte también.

©2018 AleBFitness