¿Necesitas motivarte?


A veces sucede que después de estar haciendo ejercicio con regularidad perdemos de repente esa especie de “chispa” que teníamos al principio. Ese entusiasmo inicial por alguna razón va disminuyendo y aunque hacer ejercicio ya se ha vuelto un hábito para ti sientes que no te provoca...

Si te identificas estos tips van a ayudarte a respirar profundo y reflexionar, para terminar de sacudirte el desdén y la flojera que te invaden.

Pon a alguien a cargo. Si bien otra persona no puede hacer el esfuerzo por ti sí puede ayudarte a hacerte cumplir tus entrenamientos. Para esto sirven los entrenadores personales, pero también algún amigo, familiar o tu pareja, una persona a la que le tengas que rendir cuentas de tus entrenamientos y que te regañe cuando lo saltes y te recompense cuando lo hagas bien.

Usa tu ropa y zapatos de ejercicio solamente para entrenar. Cuando tu mente asocia esa ropa y esos zapatos con el movimiento será difícil para ti quedarte acostado al usarlos. Coloca tus zapatos para entrenar en un lugar donde los puedas ver para que te recuerden esa actividad física que practicas y cuando te los pongas realiza alguna actividad aunque sea por 5 minutos. Sal a dar una vuelta a tu cuadra o haz 60 jumping jacks o burpees. No uses tu ropa de hacer ejercicio para estar cómoda viendo television.

Ponte una nueva meta. Pero no estética, una meta que te rete en el plano físico (mi meta ahorita es hacer 10 dominadas seguidas), proponte hacer algo con tu cuerpo que no podías hacer antes. Por ejemplo hacer una parada de manos, un cristo completo, trotar más de 30 minutos seguidos, tener una razón específica para entrenar, algo que te rete, a veces es lo que necesitamos para motivarnos.

Recuerda las razones por las que te decidiste a hacer ejercicio. ¿Por qué lo hiciste parte de tu vida? ¿Por qué le dedicaste tiempo? Seguro algunas de estas razones aún siguen vigentes, pensar en ellas puede ayudarte a volver al camino.

La disciplina también es muy importante, te ayudará a apegarte a tu rutina de ejercicio y alimentación saludable aún cuando no estás de humor. No te desesperes, es normal tener algunos picos en nuestras rutinas, lo importante es mantener el compromiso con nuestros objetivos y nuestra salud, empezar a tomar las decisiones correctas otra vez.

©2018 AleBFitness